diplomas lectores

La alcaldesa de Armilla, Loli Cañavate, entregó los diplomas y reconocimientos así como un lote de libros para cada uno de los lectores y lectoras más activos en el año 2019, en sus distintas categorías. Un acto que habitualmente se desarrolla coincidiendo con el día del Libro y que por la Covid-19 se ha trasladado al mes de septiembre.

En la categoría Adultos, Antonio Padial Molina, de 67 años, con 171 libros leídos en 2019, y en lo que va de 2020 ya supera los 100. Antonio Manuel Padial, forma parte desde su inicio del Club de Lectura Miguel Hernández de la Biblioteca.

La alcaldesa señala las distintas iniciativas que desde la Concejalía de Cultura a través de la Biblioteca Municipal Miguel Hernández, se llevan a cabo con el objetivo de fomentar los hábitos de lectura dirigida a todas las edades. Y prueba de ello, señaló, la entrega de estos reconocimientos a los “grandes lectores de Armilla”.

Recordó asimismo los premios que la propia Biblioteca de Armilla ha recibido, premiada por el Ministerio de Cultura por su actividad “Me identifico con…” además de campañas de Animación a la Lectura “María Moliner”.

En la modalidad de categoría Juvenil, Luca Nasi García que cumplirá 14 años el próximo mes de noviembre, leyó en 2019, un total de 82 libros y en este 2020 ya suma otros 35, le gusta la novela fantástica y de aventuras, pero un género que le apasiona es el Cómic,. Y, por último, Enma Ruiz Ibáñez, en la modalidad de Infantil, veterana en estos premios, una gran lectora, que devora (con muchos cariño y cuidado), los libros que se lleva con tan solo 10 años, durante el año pasado leyó 274 libros y este 2020 ya tiene acumuladas unas 139 lecturas.

Por su parte, el concejal de Cultura, Pablo Cano, recordó que la Biblioteca Municipal con control de acceso por la Covid-19, sigue funcionando los servicios de préstamo de libros de todas las modalidades y que sigue funcionando, reserva de libros , consulta de estudio en sala que sí está permitido (65% aforo) y recordar que permanece cerrada la sala de estudio. Y señala que en cuanto la situación lo permita se volverá a celebrar “La hora del cuento”, para los más pequeños; o el Club de Lectura, y en colaboración con los centros escolares se ha venido desarrollando actividades de fomento a la lectura desde la infancia.